Vídeo comentado: Grock

Comienzo a traer material audiovisual interesante para comentar con el grupo de alumnos. Este vídeo que nos ofrece una antigua actuación del que fue, quizás, el mejor de los clown del mundo, Grock, junto tal vez a Charlie Rivel, es interesante por varias razones.

En primer lugar, porque sitúa la  actuación de payasos, que siempre se supone propio del circo, en un teatro, en un espectáculo de music-hall, cabaret, café cantante o escenario similar. No siempre el artista de circo actúa bajo una carpa. En toda Europa ha sido tradición el espectáculo de variedades en un local cerrado y permanente, incluyendo magos, acróbatas y payasos.

En segundo lugar, la creación del personaje por parte del payaso. El clown crea un personaje, con un aspecto, un carácter, un vestuario, y no lo varía a lo largo de su carrera, sobre todo si llega un momento en que su éxito lo consagra y lo identifica. Es un papel que se va configurando a lo largo de toda una vida de trabajo. Sobre ese carácter o papel, el artista varía los números, improvisa sobre un esquema, matiza las actuaciones. No cambiará el payaso, cambiarán sólo los chistes y los pequeños sucesos escénicos.

En tercer lugar, la figura del payaso serio, o augusto, que en este caso no es el clásico payaso de lentejuelas y gorro cónico, en un feliz recuerdo de la comedia del arte, sino uno modernizado, que viste frac negro.

Para seguir, hay que hacer notar la cantidad de habilidades que el artista reúne en sí. La vida de un artista de circo, sea cual sea su especialidad, comienza en la misma infancia, con entrenamientos y enseñanzas que reciben de sus propios padres o de otros artistas del mismo circo. Música, danza, acrobacia, malabares, equilibrismo, trapecio, todo es bueno para ser enseñado a un futuro artista circense. Charlie Rivel, por ejemplo, era trapecista y acróbata, además de payaso. Aquí vemos a Grock actuar como acróbata y como músico.

Y para terminar, la interpretación. Una perfecta expresión corporal y gestual delatan al actor que tiene un total dominio de su cuerpo. Es de destacar el uso de la voz en amplias tesituras y en la producción de ruidos de intención cómica, contrastando con la dulzura e ingenuidad de la entonación de sus palabras.

~ por Fuensanta Muñoz en 16 octubre 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: