Chaplin: Transformación del objeto

En este vídeo vemos cómo Chaplin, en un verdadero alarde de ingenio, transforma dos simples tenedores y dos panecillos en los pies de un bailarín, a los cuales hace bailar sobre la mesa, figurando que su cabeza es la del que baila. Aparte el absoluto ingenio para transformar un objeto vulgar en una verdadera joya artística, podemos observar la interpretación impecable en la gestualidad y el ritmo de sus movimientos. Hay que pensar que este alarde lo realiza el personaje para conquistar a las jóvenes sentadas a su mesa, y concretamente a una de ellas, además de divertirlas y propiciarselas. La vitalidad y la jovialidad del personaje se advierte en cada gesto, y además, sumido como está en la realización de su número, sus gestos están atentos a la reacción de su “público”, que es quien en verdad le interesa. Por otra parte, no olvida ni un paso, ni un detalle en su actuación, desde la preparación hasta el magnífico saludo final. Y hay que observar además que no se mueven sólo sus manos, sino todo su cuerpo, no bailan los panecillos, baila él, su persona completa, sus ojos, su boca. No podemos olvidar que Chaplin fue artista de music-hall y cabaret antes de ser el director, actor y genio que conocemos.

~ por Fuensanta Muñoz en 16 octubre 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: